dEsTeLlOs dE lUz

viernes, 11 de agosto de 2017

Ida

A veces rePoso 
sobre los restos 
de un poema...

La vIda es un doble 
de su propia ruina.
Rutina frente al eje 
que sosTiene
cada cita.

El periplo
de un imaginario
que vuela lejos 
de hilo y tacto.

Para alcanzar 
frente al espejo
lo obviado por d(años).

La vIda
es ...
Ir un jueves 
con maquillaje de sábado.
Para tapar las marcas
que deja ir de saldos.
ReLlenar los huecos
con la conciencia
haciendo nudo
a los desEngaños.
Parir tu propia idea
y dar (a)Luz con ella.
A la ética 
que te sosTiene
y a la vez ...da palos.

Esa que se viste de oro
incluso cuando recibe plata,
bronce o desdén acumulado.

Lo sé,
sabes de qué te hablo.


7 comentarios:

  1. Eso también lo sé. Eso,lo conozco, Athenea. Me es tan familiar. Sonidos que se repiten como E(g)Cos y rasgan el alma.. Ojalá sea sólo la piel.
    Cariños

    ResponderEliminar
  2. La vida es sonreír-te aunque estés hecha añicos. Disfrazar con Carmin los desengaños, tomar el impulso para la huida hacia delante...
    Y verterse... Que no es lo mismo que derramarse.

    Maravilloso tu poema junto con las imágenes, mi querida Athenea.

    Mil besitos a tu luz ❤

    ResponderEliminar
  3. "La vida, también, es un viaje de ida y vuelta..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sí, sé de qué hablas ;) me gustó y en partes me identifico

    ResponderEliminar
  5. NO sé a quién va dedicado este poema,pero lo cierto es que la vida es un cúmulo de subidas y bajada que debemos de hacer porque así es la montaña de nuestro caminar y si además subimos y bajamos con un aprendizaje,mejor entonces.
    No todo es tan oscuro,ni todo tan claro.Hay que vivir con la esperanza de que habrá mañana un mundo mejor.Y te lo digo yo que soy muy positiva(que digamos)
    Besucos cielo

    ResponderEliminar
  6. La vida tiene sus matices, tantos y más como mencionas, pero si así no fuera, no sería vida.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar


  7. Se diferencia la ida de la venida en sólo dar la vuelta, claro que después de tantas idas y venidas lo difícil es saber dónde se está y si se está comprometida, correspondida, comprendida, arrepentida, desfallecida, fortalecida o solamente confundida.

    Yo no sé si lo sabes, pero la solución tal vez, sólo tal vez, esté en el deseo fugaz de pensarSe esta noche tras una lágrima, pongamos, por ejemplo, de San Lorenzo recordando que tras la ida es rutina en la vida regresar al punto de part-ida sin saber que hora es ni que pasará después.

    ResponderEliminar

Al igual que la palabra se hace poesía, letra a letra se unen tu alma y la mia... Gracias por dejar tu huella en isla de luz (/&/)